La estrecha relación entre el verano y la hipersensibilidad dental

Ciencia08 junio, 2016
Autor: Dentaid Inside 765 

Con la llegada de la época estival, las terrazas se llenan y el consumo de helados y bebidas frías se convierte en el remedio más eficaz para sobreponerse al calor. Esta sensación puede resultar refrescante para la gran mayoría, pero para otros puede ser un auténtico suplicio por culpa de la hipersensibilidad dental, un problema que afecta a 1 de cada 4 personas en España.

 

¿Qué es la hipersensibilidad dental?

Se trata de una dolencia que se produce por la pérdida del esmalte y el cemento, dejando expuestos los túbulos dentinarios donde se alojan proyecciones nerviosas odontobásticas que pueden provocar una sensación de dolor intenso al entrar en contacto con determinados estímulos (frío o calor, ácidos, dulces…etc). Aunque la primera reacción posible sea la de dejar de tomar cualquiera de los alimentos que causan ese dolor, es posible ponerle remedio y disfrutar a la vez del verano gracias al cuidado de la salud dental.

¡Encuentra el remedio para la hipersensibilidad dental con estos 5 sencillos consejos y no renuncies a disfrutar del verano!

1. Cuidado con los cítricos y los azúcares. Algunos alimentos como zumos de naranja o limón contienen ácidos. Estas sustancias alteran el pH de tu boca pudiendo provocar una erosión o desgaste químico del esmalte y la dentina expuesta, agravando la sensibilidad o provocando dolor en dientes sensibles. Bebiendo agua o leche después de haber tomado cítricos, ayudarás a equilibrar el pH de tu boca más rápido y a reducir el desgaste.

2. Cómo y cuándo cepillarse los dientes. Ten cuidado con hacerlo inmediatamente después de haber tomado estos alimentos ácidos, pues contribuirías a arrastrar estos ácidos que dañan el esmalte por tus dientes, agravando así la erosión. Si esperas diez minutos antes del cepillado, el proceso natural de salivación regula el pH y deja tu boca lista para llevar a cabo la higiene.

3. Alimentación sana. Comer bien siempre es un buen aliado para prevenir problemas de salud, también en el caso de la boca. Alimentos con alto contenido en fibra ayudan a mejorar la salivación, contribuyendo a restablecer el pH después de las comidas y evitando el desgaste del esmalte.

4. Mima tus dientes. Quienes sufren de hipersensibilidad dental saben que no solo aparece con el frío o el calor, sino que cualquier contacto, como por ejemplo el roce de un tenedor al comer, o sustancias como los azúcares, pueden provocar un intenso dolor. Se recomienda evitar al máximo estos contactos y algunas costumbres como cortar el hilo con los dientes o morder bolígrafos, pues pueden producir un desgaste mecánico y causar dolor.

5. Usa las mejores armas contra la hipersensibilidad dental. Para combatir eficazmente la hipersensibilidad dental elige a los mejores aliados: Desensin Repair®, pasta dentífrica y colutorio, contiene nanopartículas de hidroxiapatita, un elemento natural del diente que tiene la capacidad de combinarse e integrarse con la superficie del esmalte, reforzándolo y sellando los túbulos dentinarios expuestos. Este tratamiento cuenta también con nitrato de potasio que calma la sensación de dolor desde su primera aplicación, proporcionando así una doble acción desensibilizante y protectora de dientes y encías, gracias en este caso a componentes como la vitamina B5 y la alantoína.

 

ETIQUETAS